NOTICIAS DESTACADAS DEL MES

  • -ACTUALIZADA LA PESTAÑA RANKING ORVINA A FEBRERO
  • -NUTRIDO GRUPO EN PERALTA ESTE SABADO DONDE DESTACA EL TERCER PUESTO DE MARIO Y CAMPEÓN ABSOLUTO ASIER ETAYO. MAS INFO Y FOTOS EN NUESTRO INSTAGRAM
  • -EN LIGA VASCA ESTEBAN Y NACHO PUNTUAN ANTE UN GM Y FM RESPECTIVAMENTE

lunes, 13 de febrero de 2017

Liga Vasca. 5a ronda.

Batalla - Orvina.

Esta vez el sorteo nos deparó un interesante encuentro entre dos equipos que vamos a estar luchando por estar arriba. La preparación fundamental del match corrió a cargo de Mikel, que se encargó de buscar un sitio de buena comida.
Después de pasar por una especie de triángulo de las Bermudas del GPS, que empezó a fallar a todos los teléfonos a la vez, decidimos pasar de todos los consejos de mejor restaurante que había encontrado cuando después de haber salido de la autopista, Mikel insistía en regresar por la misma autopista hacia Donostia.... Bueno, plan B. Mikel es un tío preparado para todas las circunstancias y había encontrado otro sitio, no tan bueno, según él, en el centro de Irún. Tengo que decir que fue todo un acierto, porque camino de ese sitio, nos cruzamos con otro restaurante que nos gustó tanto su menú que nos metimos directamente. Todo un acierto de Mikel, que pese a su juventud, empieza a hacer grandes jugadas. Barato, muy bueno, y comida sencilla, pero hecha con mucho cariño. A destacar el razonamiento culinario de por qué las natillas deben de tener galleta María.

Nada de chuletones ni cosas raras. Pollo de caserío al horno con su salsa.

Bueno, a lo que quería empezar a escribir. Partidas de todo tipo.


Juan Alonso – Unai Garbisu (1-0)
Compleja apertura, en la que no hubo errores demasiado graves. Creo que consigo igualar, pero la iniciativa y las jugadas fáciles le corresponden al blanco. La posición se vuelve difícil, aunque ambos debemos jugar con cuidado.
En esta posición ya tengo demasiado poco tiempo, y jugué al toque Df7, que es la jugada mala. Si hubiera tenido un poco más de tranquilidad, habría observado otras opciones con las que podía haber obtenido buena partida. Claramente, si la amenaza blanca era c5, se podía haber jugado a5!, que la vi, pero luego no me di cuenta de la opción de, tras Dc5, poder hacer Cf7!. Demasiada precipitación hizo que sólo contemplara la posibilidad de que el caballo fuera hacia f3. Después de esto, el negro se libera e incluso puede llegar a estar un poco mejor.


Después de esto, llegamos a este curioso final, donde tengo varias opciones de hacer tablas. De nuevo, la falta de tiempo impidió hacer las tablas más fáciles. La primera está en este diagrama:
Aquí se puede jugar tranquilamente Rg5!, aunque al principio da miedo. Después de gxf5, gxf5, se juega Ta8 y si el negro no hace nada, el blanco gana fácilmente llevando el peón hasta a7, y la única casilla para el rey negro es g7 (h7). Aquí el blanco evolucionaría comiéndose los peones de f5y e4. Sin embargo, el negro puede jugar activo haciendo:
1....Rg5! 2. gxf5 gxf5 3.Ta8 f4! 3. exf4 Rxf4 3. a5 Ta2 4. a6 e3 5. a7 e2! y tablas. Hay otras variantes que puede intentar el blanco, pero esta es la más crítica. De todas formas todas tablas.
Sin embargo, como no llegué a ver esta opción, tomé con fxg4 y resultó el siguiente final, muy instructivo.
Este final son tablas, yo lo sabía, sabía la forma de hacer tablas, pero no tuve en cuenta un detalle que me costó la partida. La primera posición modelo es esta. La torre negra está preparada para dar jaques horizontales sin parar. Si el rey blanco se mete en e5 y e cubre con la torre en d5, la torre negra se queda en a7 y el blanco no progresa. Esto sucedió y el blanco tuvo que intentar otra forma.

Y esta es la segunda posición crítica. El peón ha avanzado a e5. Entonces todo cambia. La torre se tiene que mantener defendiendo el peón de g6 y el rey blanco se queda en f7, e6, e7 según de donde vengan los jaques. Si el rey blanco se acerca mucho, por d5 más o menos, jaques por atrás. No hay nada que hacer. 

Sin embargo, su rey se me acercó por f3, y no sé qué pensé, pero quité la torre por b2, suponiendo que podría regresar. Siempre hay tiempo, ¿no?, con el rey tan lejos. Y en un momento sucedió lo que tenía que suceder.
Jugada 94. ¿Cansancio?, ¿confianza? Sencillamente no vi la amenaza latente que tiene la posición. Aquí jugué 94...Ta5?? y la posición está perdida. Bastaban Ta1 o Ta7 por lo que contaré a continuación. La amenaza que no vi fue 95.Td7+ Rf8 (Re6 no vale por Tg7) 96. e6! y la posición está perdida para el negro. El blanco progresará mediante Td5, Re5... y no se puede parar.
La forma de defenderse era evitar el jaque en d7 mediante Ta7.
Y la forma más técnica de jugar era 94....Ta1, y a 95.Td7+ Re6! (no se permite e6) 96 Tg7 Te1+! 97. Rf3 Tg1 y llego a crear la fortaleza de nuevo.

Bueno. Ya está bien de poner excusas. Derrota merecida en una partida que nos dejó sin partido de Osasuna a todos.
 


Mikel Ortega – Carlos Cruz (1-0)

Claro ejemplo que una apertura mediocre jugada con confianza y donde ambos desconozcan la teoría, puede ser un arma muy fuerte en cualquier situación. Eso fue lo que le pasó a Mikel, que sorprendió, y le sorprendieron en la jugada 5. Requetesorprendió sacrificando un peón dudoso, aunque no malo y acabó quedando en una posición con mucho desarrollo.
La máquina dice que el caballo negro era mejor desarrollarlo por f6, para crear más presión en el centro, a pesar de los peones doblados que produciría. Como el negro jugó Ce7, Mikel presionó haciendo Af4!? llegando a esta posición. Aquí, el negro, que ya no tenía demasiado tiempo, se equivocó haciendo Cc6?. Parecía que aguantaba con Axf4, y contra Dxf4, cambiar caballos y defender con Dd7, en una posición peor pero aguantable.



El problema de Cc6, es que le sigue Axd6, cd6 (es mejor comer de dama dejándose el peón de f7).

Y en esta posición el blanco dispone de la definitiva De3!. Con entradas en b6 y a7, sin posibilidad de solución. Si Rb8 llega Txc6!. El negro abandonó poco después.


Ivan Muñoz – Pablo Urriza (0.5-0.5)

La verdad es que esta partida no tuvo demasiada historia. Pablo igualó en la apertura, y parecía que tenía alguna posibilidad de conseguir algo más. Sin embargo, Ivan hizo una sólida
maniobra que le dejaba sin debilidades ni plan para el negro para continuar. Pablo explicó que mirando la partida después consiguió una variante para ahorrar algún tiempo innecesario, pero tampoco se veía bien cómo se podría aprovechar.
Lo único interesante podría haber sido posición:


Aquí Pablo hizo la “normal” Cxd6. Para forzar un poco más se podría haber jugado cd6. La posición es muy antinatural, con peones doblados en el centro y fuerte control del blanco de la casilla d4. No parece que haya actividad negra que lo justifique, pero mirando las variantes concretas, parece que el negro puede intentar jugar a ganar sin arriesgar mucho. Si Axc4, dc4, Cd4, Ag4 seguido de Ce5 contra cualquiera y el negro tiene iniciativa. El blanco tiene que defender b2 y no se ve clara la forma. Si Dc1, Ag4 y el negro tiene mucha actividad. La máquina propone Cbd2, pero Cc4-e5 deja una posición equilibrada con juego interesante.
Al final, se cambió todo y tablas sosas en una posición sosa.

Javier Cinza – Antxon Serras. (0-1)

No tengo esta partida, así que no podré comentar demasiado. Lo que pude ver en la partida es que en una estructura con ventaja de nuestro tablero, sólo tenía que preocuparse de bloquear las rupturas del flanco de dama. Superficialmente me pareció que podía conseguirlo, pero al final parece ser que no pudo ser. Eso derivó en una posición loca, donde el negro se adelantó
en el flanco de dama.
No se ve muy bien el tablero. Ampliad si no se ve, aunque no es tan importante. Aquí vi que el negro hacía Da1, y con el peón de b las cosas se ponían muy difíciles al blanco.
Lo siguiente que pude ver es esto.






La locura. Ahora juega el negro y corona. Pienso que el Gallego (en mayúsculas) una vez más lo ha conseguido: engañar y conseguir tablas al menos: Dxf6+ y continuo. Lamentablemente todo es falso y el rey puede huir hasta c8 y escapar. Así que el intento desesperado es gxf6+, Rh8 e intentar algo. Pero luchar contra dos damas, torre y alfil fue demasiado, por mucha fe que le quisiera poner al asunto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario